Este hombre ha salido a ligar y ha fijado su objetivo en una chica que parecía la más guarra de todas, de inmediato sabía que la chupaba bien. Después de invitarla a un par de copas, se la ha llevado a su casa. Nada más llegar, se ha bajado la bragueta y le ha metido la polla en su boca, sin avisarla. Ella ha empezado con un ritmo despacio, y luego lo ha ido incrementando de forma progresiva hasta que se le ha corrido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *