Esta mujer se especializa en el mundo de dar placer a los hombres, y ha instalado un agujero especial en su casa en la que le pide a los tíos que puedan introducir la polla, sin tener que verlos, y luego ella se las come al otro lado. Eso si, tiene la regla de que nunca se le puedan llegar acorrer en la cara, pero en esta ocasión se ha encontrado con un tío guarro que se le ha llenado toda la boca de semen.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *