Un chico hacía mucho tiempo que no tenía relaciones sexuales. El otro día se ha echado una nueva novia que, aunque esté un poco gorda, tiene también mucho apetito sexual. Cada mañana sin falta, la chica le quita los calzoncillos y se mete su polla en la boca para hacerle una mamada increíble. Además, la muy guarra le deja correrse dentro para conseguir el máximo placer posible. Él está encantado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *