Un multimillonario ha contratado a una prostituta negra para que le haga de todo. Se la ha llevado a una casa de lujo que tiene a las afueras de la ciudad. Le ha pedido que le haga la mejor mamada que ha hecho nunca. Después ella se ha abierto completamente en la cama y ha dejado que el otro le pueda comer el coño. Cuando lo tenía ya muy húmedo, se ha dejado penetrar en varias posturas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *