Este hombre siempre había tenido la fantasía de montárselo con una negra pero siempre que se había intentado ligar a una alguna cosa le había fallado. Por esta razón, una vez que se ha hartado, ha decidido llamar a un sitio de escorts de compañía y contratar alguna para poder metérsela. La chica que ha llegado está muy caliente, primero le ha comido la polla y después he dejado penetrar por el culo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *