Este hombre siempre había querido follarse a una nena negra aunque hasta ahora no había tenido la suerte de poder ligarse a ninguna. Esta vez ha salido de fiesta y ha conseguido atraer la atención de la más caliente. Se han ido a un almacén del que es propietario y han hecho toda una serie de prácticas sexuales. Antes de darse cuenta, los dos estaban follando en toda una serie de posturas diferentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *