Este hombre estaba tan desesperado por mantener relaciones sexuales que le daba igual a quien tuviera que follarse. En este caso se ha ligado a la secretaria de dirección de la oficina donde trabaja. Es una mujer bastante obesa pero tiene unas enormes tetas y un vicio sexual muy interesante. Aunque tenía sus dudas sobre si le iba a gustar o no, la tía chupa la polla tan bien que ha disfrutado como hacía mucho tiempo que no hacía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *