Este hombre quiere experimentar lo que se siente en el momento en el que se corre en la cara de una tía. Sin embargo, aunque esto se lo ha pedido en más de una ocasión a su mujer, ella siempre le contesta que es una guardería a la que no va a acceder. Precisamente por esta razón, en cuanto su chica se ha ido de la casa, ha contratado los servicios de una negra para poder probar esta experiencia con ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *