Esta mujer ha ido a ver a un nuevo cliente quien le ha prometido una gran cantidad de dinero si se desnudaba ante la cámara y si seguía todas las indicaciones que el tío le iba a dar. Una vez que no tenía ropa, el hombre le ha dicho que se abriera de piernas y que empezase a meterse los dedos por el coño hasta sentir el máximo placer posible. Ella lo ha hecho y ha disfrutado como nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *