Una mujer negra con unas tetas enormes ha decidido que esa noche tenía muchas ganas de tener sexo y por ello ha optado por salir con el primer tío que se lo ha propuesto. Después de tener una cena idílica, la chica se ha quitado las bragas y ha dejado que el otro le pasase la lengua por el coño durante un buen rato. A continuación la ha penetrado hasta que se le ha corrido dentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *