Esta chica es muy valorada por sus clientes porque sabe chuparla como ninguna otra mujer. Además, tiene las tetas enormes por lo que puede hacer una cubana espectacular que nadie olvida. Se ha encontrado con un cliente habitual y se la ha empezado a mamar. Al tío le gusta tanto que va a tener que hacer todo lo posible para no correrse antes de tiempo. Sin embargo, tiene la boca tan húmeda que no sabe si lo podrá conseguir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *