Un hombre se acaba de ligar a una chica que siempre está excitada. Por eso, en el momento en el que le ha pedido que le hiciera una buena mamada, ella ha sido incapaz de resistirse. Se ha metido la polla en la boca y ha utilizado una técnica que jamás él había podido experimentar. Una práctica tan especial que le ha hecho alcanzar el máximo nivel de placer en el orgasmo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *