Una chica le ha confesado a su novio que está deseando comerle la polla. Llevan saliendo algunas semanas pero todavía no han mantenido relaciones sexuales. Es por ello por lo que, en medio del salón, empezarán a dar rienda suelta a su imaginación. Él tío le ha grabado para poder masturbarse con él cuando ella no este. Ella es muy efusiva y sabe como hacer que la polla se rinda a sus pies.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *