Esta mujer tiene un extraño fetiche y es que le gusta añadirle nata a todo lo que se va a comer. No es tan extraño cuando se habla de alimentos, pero si que lo es en el ámbito sexual. En el momento en el que se ha echado un nuevo novio, lo primero que ha hecho ha sido untársela por el miembro viril al completo. Una vez que lo ha hecho, le ha hecho la mamada más impresionante de toda su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *