Un hombre quiere grabar como su nueva novia se la chupa. El problema es que ella es muy tímida y jamás lo iba a permitir. Es por ello por lo que, sin que se de cuenta, ha colocado una cámara espía que registre todo lo que está pasando. Ella empezará a comerle la polla poco a poco prestando mucha atención a la zona de los testículos. Tiene un arte muy especial que al tío le encanta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *