Una chica ha pedido por Internet un juguete sexual muy especial. El problema es que vive con sus padres y no suele encontrar la intimidad necesaria como para poder probarlo. Es por ello por lo que se ha ido a la parte trasera de su coche, se ha quitado las bragas, y se lo ha empezado a meter por el coño. Además, lo ha grabado todo porque tiene intención de pasarle la grabación al novio por Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *