Esta mujer estaba sufriendo uno de los momentos más delicados de su vida; hace tan sólo un par de semanas le abandonó su marido por la secretaria de la oficina. Ella, en un primer momento, se aisló en su casa. Sin embargo, un buen día se levantó con muchas ganas de tener sexo y se ligó al primer tío que encontró en el bar. Se lo llevó a casa, se bajó las bragas y se dejo penetrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *