Este hombre ha tenido que vivir el acoso continuo de la chica que vive al lado de su casa; desde el primer momento quedó enamorada de él ya hora está haciendo lo imposible por seducirle. En esta ocasión, le ha estado esperando al llegar del trabajo con una ropa de lo más ajustada. A él se la ha puesto tan dura que no ha podido negarse en cuanto la tía le ha empezado a comer la polla. Al final se la ha follado como ella quería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *