Este hombre ya ha pasado la cincuentena de su edad y está intentando recopilar toda la máxima cantidad de relaciones sexuales posibles con el objetivo de que, si se muere mañana, habría tenido una vida sexual plena. Uno de los últimos objetivos que le faltaba por cumplir era tener relaciones sexuales con una negra. Al final, ha tenido que pagar por ello y, precisamente por esta razón, ha colocado una cámara sexual en un lugar estratégico con el objetivo de registrar la situación para poder verla luego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *