Esta mujer siempre ha tenido en su mente la fantasía de tirarse a un negro, pero nunca se ha encontrado a ninguno que quisiera tener sexo con ella de esa manera. Se ha ido a un pub y ha seducido al primero que ha encontrado: le ha dicho que le iba a comer la polla. Se la ha mamado un rato hasta que se le ha puesto bien dura. Luego ella se ha quitado las bragas, se ha abierto de piernas y ha sido penetradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *