Un hombre ha conocido a una mujer en una primera cita pero jamás se habría imaginado que fuera tan guarra. Antes de que se diera cuenta se había desnudado, se había abierto de piernas y se le había puesto encima para ser penetrada. Después cambiaron de posturas en muchas ocasiones para que la polla le entrase lo mejor posible. Lo pasarán también que van a repetir todas las noches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *