Una de las fantasías eróticas de esta mujer es meterse la lengua de un negro en la boca. Siempre ha querido comprobar si la tienen tan grande como dice la leyenda. Nada más ver a uno le ha hecho la propuesta y este ha aceptado sin ningún tipo de duda. Le ha quitado los pantalones y se la ha empezado a chupar sin parar. El tío no ha podido aguantar y se le ha corrido dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *