Este tío tiene un fetiche muy especial: en el momento en el que se encuentra con una mujer, hace lo imposible para que le pueda comer la polla. Al llegar a un momento del tiempo se dió cuenta de que esto no era suficiente, por lo que ahora graba cada vez que le hacen una buena mamada. Ha hecho una recopilación de sexo de lo más especial. Siempre que se la pone, se le pone tan dura que se debe de cascar una buena paja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *