Estas dos mujeres están necesitadas de una buena polla y han elegido la más grande que se han encontrado en el mercado. Han ido a un pub en el que se han tirado al primero negro que se han encontrado. Se lo han llevado a casa y le han bajado los calzoncillos; después le han sacado el pene y se lo han mamado hasta que se le ha puesto bien dura. Luego se han puesto encima de ella y han sido folladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *