Este hombre ha aprovechado la fiesta de disfraces para intentar ligar con la mayor cantidad de mujeres posibles. Al final, se ha conseguido ligar a una de las bailarinas negras que estaban completamente alcoholizada. Ella todavía llevaba puesta una máscara pero no le ha importado en absoluto. Lo primero que le ha hecho ha sido comerle la polla durante un buen rato. Cuando los dos ya estaba lo suficientemente excitados, se le ha puesto encima para tener sexo hasta que los dos llegasen al orgasmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *