Este hombre nunca ha disfrutado de una mamada de verdad; según sus propias palabras, todas las novias que ha tenido no han sabido como introducirse su miembro en la boca. Es por ello por lo que, al final, no le ha quedado más remedio que pagar por que le coman bien la polla. Ha elegido a la chica que más dura se la ha puesto. Ella ha visto toda una gran cantidad de películas eróticas, y tiene mucha experiencia, por lo que la chupada ha estado a la altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *