Este hombre siempre ha tenido una fantasía sexual en su mente y es conseguir que una puta le pudiera meter la lengua por el coño durante un buen rato. Al final ha decidido contratar a una puta de calidad que fuera capaz de poder hacer que llegase al orgasmo de esa manera. Cómo su mujer estaba en casa, se ha decidido a montárselo con la puta directamente en el asiento trasero de su coche. La experiencia ha sido completamente placentera y de lo más especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *