A esta mujer siempre le ha encantado el riesgo y poder acostarse con un hombre al que ni tan siquiera le ha visto la cara. Ha ido a un establecimiento muy especial en donde debe de quedarse completamente desnuda en el cuarto de baño. Una vez que lo ha hecho, aparecerá una polla a través de un agujero en la pared y ella tendrá que hacer lo imposible para poder satisfacer. Además, hasta se dejará penetrar por ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *