Esta mujer se ha dado cuenta de lo bueno que está su instructor de piano, por lo que, cómo pago del mes, en vez de darle dinero, se ha decidido a darle su cuerpo. Le ha esperado completamente desnuda y luego se ha abierto bien de piernas para que el otro se lo pueda comer. Cuando se le ha humedecido lo suficiente, el otro ha usado su polla para penetrarla. Lo ha hecho tan bien que no han tardado en llegar al orgasmo final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *