Esta mujer ha sido despedida del restaurante en el que trabajaba. Es por ello, por lo que ahora busca una fuente de ingresos de inmediato. Le ha pedido ayuda a un tío que tiene contactos en el mundo del sexo. Es por esta razón, por la que la mujer ha tenido que hacer una prueba de lo más especial. Ha tenido que mamar una polla que se ha encontrado a través de un agujero. Y lo ha hecho tan bien que la otra persona se ha corrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *