A este hombre le gusta mucho innovar en sus relaciones sexuales por lo que siempre le pide a su mujer que le haga cosas diferentes. En este caso le ha pedido una mamada en medio del salón mientras esté no para de hacerle fotos. A continuación ha tenido ganas de poder darle por detrás por lo que la ha cogido, le ha quitado las bragas y la ha penetrado sin que le diera su consentimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *